Friday, Oct 20th

Last update12:20:08

Font Size

Screen

Direction

Menu Style

Cpanel

Martín quiere ser doctor

by Administrator
 Tiene 18 años y comenzó la facultad, porque quiere ser doctor. Cuando piensa en el futuro, piensa en ayudar a la gente. Él sabe que quiere ser doctor.Martín tiene seis hermanos; tres de ellos salen junto a él, todas las noches, a juntar cartón. Juntan cartón para venderlo por unos pocos pesos, que cambiarán por comida. Martín junta cartón, y sabe que quiere ser doctor.
Martín cada día camina a la facultad a estudiar. Él se esfuerza porque quiere ser doctor. Su profesora lo sabe y lo ayuda.
Cada día se acuesta tarde, porque toda la noche junta cartón. Pero el sigue adelante, porque quiere ser doctor.
Pocos creen que pueda lograrlo. Sus amigos odian la escuela y prefieren “hacer la calle”. Pero Martín elige estudiar para ser doctor.

Él es un ejemplo de voluntad. Porque quiere ser doctor.
Todos piensan que el barrio lo contagiará y le cambiará el rumbo. Porque allí no hay doctores. Allí, en su barrio, hay obreros, hay comerciantes, vendedores ambulantes, sirvientes, mucamas, porteros, barrenderos, encargados, conserjes, agentes de seguridad, ladrones, timadores, dillers, pero ningún doctor. Allí no hay doctores. Martín no podrá ser doctor.
El barrio lo va a contagiar. Terminará “haciendo la calle” como casi todos allí. Algún día se cansará y dejará la facultad. Tendrá que salir a “laburar” más tiempo y abandonará su sueño, como todos allí. Por eso nadie quiere ser doctor. Porque allí no juegan los sueños.
Pero Martín es necio; ve a sus vecinos enfermos, pobres, hambrientos, y quiere ayudarlos. Por eso quiere ser doctor.
Allí no hay hospitales, no hay gasas ni vendas. Pero él sabe que estudiando podrá ayudarlos. Porque se quedará allí y los curará.
Cuando él sea doctor, no habrá cola en los hospitales, no reinará el hambre en su barrio, ni las enfermedades. Todos serán atendidos. Porque él será el mejor doctor.
Martín será el mejor, porque hoy siente la enfermedad social de ser pobre. Porque hoy se levanta cada mañana a juntar cartones, para que sus hermanos puedan comer, para que no se enfermen, para que vivan.
Todos hablan de él. Muchos creen que va a aflojar. Porque allí no hay sueños. Nadie sueña para no frustrarse. Pero Martín es necio. Y así se convierte en el mejor doctor.
Porque, con su necedad, comenzó a curar a su gente, de la enfermedad de la desesperanza.
Martín se levanta cada mañana y va a la facultad, para dejar de ser un ejemplo, y para que, algún día, todos sean como él.
Federico Guido Fiorentino

Federico Fiorentino - Buenos Aires - Argentina
Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla

*Inspirado por un joven cartonero y estudiante de segundo año de la Facultad de Medicina de la UBA.

Modificado el Jueves 10 de Enero de 2008 20:45
Ingresa a tu cuenta para dejar comentarios
-->


soyscout2.gif

bichosraros.gif

ser_scout2.png

youtube-matterhorn.jpg

PROYECTO MOSOQ

peru.jpg